Descubre los beneficios de practicar Hatha Yoga

El yoga puede dividirse en cinco grandes familias, una de las cuales es el Hatha Yoga, también conocido como yoga físico o yoga de la fuerza.

Hoy te contamos cuáles son los beneficios de practicar este tipo de yoga a diario, así como algunos consejos para hacerlo correctamente.

¿Qué es Hatha Yoga?

Esta modalidad de yoga nació en la India hace ahora más de 2.000 años. El motivo de su creación fue la búsqueda de una vía para fortalecer y purificar el cuerpo. “Ha” significa sol y “Tha” luna, de manera que representa la dualidad entre la mente y el cuerpo.

De esta manera, el Hatha Yoga busca desconectar la mente del mundo exterior con el objetivo de generar una gran sensación de paz y tomar conciencia de uno mismo, así como ayudar al cuerpo físico a ganar en fuerza y flexibilidad.

¿Cuáles son los beneficios del Yoga?

Practicar el Hatha Yoga a diario tiene muchísimos beneficios para la salud. Te sentirás mejor, tanto física como mentalmente.

  1. Practicando el Hatha Yoga todos los días, en sólo unas semanas notarás cómo tu cuerpo es mucho más fuerte y flexible.
  2. Además, esta actividad es una de las más recomendables para corregir malas posturas de la espalda y, de esta manera, evitar dolores en esta zona del cuerpo.
  3. A nivel mental, el Hatha Yoga mejora el estado de ánimo y disminuye los niveles de estrés.

Consejos para practicar Hatha Yoga

Si te has animado con esta modalidad de yoga, aquí van algunos consejos que seguro que pueden ayudarte para que la sesión vaya sobre ruedas.

  • Lugar: Para sacar el máximo provecho de tu sesión de hatha Yoga es imprescindible que la desarrolles en un lugar tranquilo y calmado, en el que nadie pueda interrumpirte.
  • Dolor: Lo primero que debes tener muy claro antes de comenzar tu sesión de Hatha Yoga es que en ningún momento debes sentir dolor. A la hora de hacer cada una de las posturas, debes respirar profundamente y naturalmente; de esta manera, conseguirás hacer y mantener las posturas con más naturalidad. Nunca debes hacer un esfuerzo más allá de tus propias limitaciones, aunque si es cierto que poco a poco puedes ir aumentando tu capacidad para hacer distintas posturas. Hazlo primero con un profesor que sea entendido con este materia.
  • Tensiones: Aunque en determinados momentos resulte complicado, es importante que seas capaz de dejar de lado todas las tensiones ya que éstas dificultan la respiración y además hacen imposible que la mente pueda entrar en un estado de paz y desconexión.

Algunas de las posturas más comunes de Hatha Yoga son: de posición sentado, giros, inversión, equilibrio, flexión hacia adelante, flexión hacia atrás, flexión lateral, entre otros.

Como puedes comprobar, los beneficios de practicar Hatha Yoga a diario son muchos y muy variados.

También te podría gustar...